domingo, 11 de enero de 2009

GRIPE


Tenemos la costumbre de llamar gripe a cualquier catarro que nos llega con alguna décima de fiebre y con un taponamiento de narices que nos hace hablar como si lleváramos en la boca una sordina, pero no. La gripe es otra cosa. Hacía más de cincuenta años que pasé una y recuerdo que me sentí morir. Era una niña de nueve o diez años, mi padre acababa de fallecer y nadie me hacía caso, salvo el rato en que recuerdo cómo me aliviaba el regazo de mi madre. Poco rato, la verdad. Aquello, creo que me inmunizó y no había vuelto a sufrir ninguna hasta ahora, que en la madrugada del día siete,se apoderó de mi y casi no lo cuento. Me levanté para vomitar y ya noté cómo me dolía todo el cuerpo. ¡Hasta los lóbulos de las orejas, sin exagerar, me dolían! Creía que iba a tener paperas, pero no, era la gripe.
Mi médico de vacaciones pero un sobrino mío que también lo es, me dijo seriamente, que como siguiera vomitando, tendría que hospitalizarme y ponerme un gotero de alimento e hidratación...¡Qué cosas! Un día comiendo turrón y otro, con una fiebre hasta las nubes.
Vino a verme mi prima Asunción que andaba saliente de vacaciones y casi no pude hablarle, pero me alivió notar su mano fresquita sobre mi frente. Luego, no perdió oportunidad:
-¡Qué bien sabes, en la camita, con el frío que hace...!
Hasta ahí bien, pero luego añadió:
-A ver si te pintas, hijica, porque....¡estás más fea tan pajiza!
Solo tuve fuerzas para decirle:
-He perdido tres o cuatro kilos, prima...
Y es que los mantecados y el cocido de pelotas, se le han notado un poco en las caderas. Fui un poco mala en mi dolor.

Hasta creo que estuve delirando anteayer noche, según mi marido. Era tanta la fiebre que solo tenía en la cabeza los golpes de las bielas de los antíguos trenes y, además, casi ininteligible, estuve cantando La Marsellesa. No sé explicarlo, pero ese precioso himno, bien silbado o así, mascullado, aflora a mis labios cuando me cabreo, (de tarde en tarde) o cuando la calentura hace presa en mí...Un caso atávico, seguro. De haber tenido otra vida, me decapitarían en la guillotina porque no tiene otra explicación.

Estoy mejor, pero aún no salgo. Muchas gracias. Y que mis seguidores de Saint Pierre de Bigorre no se me molesten por lo de La Marsellesa, que me gusta mucho...¿Qué le voy a hacer?

14 comentarios:

Hada Saltarina dijo...

Ay, Perlita, cuánto siento esos males que cuentas. No esperaba tanto problema, mi niña; creí que estarías llena de actividades más divertidas.

Te contesto en breve, pero hoy te invito a que te pasees por mi blog y te lleves tu regalín. Tendrás que buscarlo, no te voy a ayudar... Je je je..

Ah, y lo de la Marsellesa, ¡¡¡verdaderamente encantador!!!!

Te mando muchos muchos besos

Sourin dijo...

Cierto perlita....la gripe es muy mala y solo el que la pasa sabe lo que es.....asi que a llamar las cosas por su nombre...

besos!!!

Sourin

Perlita dijo...

Hada, guapa...Ríete, que sé lo agradecida que eres para estas cosas mías, pero las he pasado "canutas" porque no estoy acostumbrada a estar mala, gracias a Dios. Voy a tu blog y vuelvo, corriendo...
Besos...

La estatua del jardín botánico dijo...

¡Ufff! Tal y como lo describes, por suerte, no he tenido nunca la gripe. ¡Qué horror! Y encima tu prima Asunción, la machaca-manos, por ahí danzando. Cuídate mucho y mejórate. Un abrazo curativo.

Perlita dijo...

¡¡Sourin!! ¿Has vuelto? Voy a darte un abrazo ahora mismo a tu blog, guaperas. ¡Una alegría, gorda!
Muchos besos.

Perlita dijo...

Estátua, no sabes la suerte que tienes, guapa, que me he quedado hecha unas guedejas. Hoy estoy mejor y lo que me consuela es que con esto de la pre-jubilación, mañana no tendré que madrugar pero...¿no te ha pasado tener que ir a clase moqueando y con la cabeza al biés? Algo bueno tiene que traer la madurez...
Ja, ja ¡Te acuerdas de mi prima! Es un ángel. Basto, pero un ángel gordezuelo y sangrante.

Perlita dijo...

¡¡¡Hada...!!! Muchas gracias por tu regalo. Luego no sé cómo ni a quién regalarlos porque a todos los que visito se los daría, pero el otro día ya me llevé la alegría de tener en mi blog uno inesperado.
Lo recogeré en cuanto pueda. Muchas gracias y besos.

Malena dijo...

Hola Perlita. Venía a saludarte y darte las gracias por la visita que me has hecho, y me encuentro con que estás saliendo de una gripe.

De todas formas veo que la afrentas con humor porque me ha hecho sonreir la imagen tuya silbando La Marsellesa. Yo de momento me estoy salvando aunque no quiero decirlo muy alto.

Gracias por tu paso por mi blog porque así he tenido la oportunidad de conocerte. Gracias y cuídate mucho.Estaremos en contacto.

Un beso.

Perlita dijo...

Gracias a ti Malena. Ha sido un placer y nos iremos saludando.
Un fuerte abrazo.

Soledad Sánchez M. dijo...

Hola Guapísima:

Espero que ya estés buena.

Y el "toquecito" a tu prima... genial.

Un beso.

Soledad.

José Ignacio dijo...

Deseo que cuando leas estas letras estés ya recuperada.
Yo recuerdo que siendo un niño, viviamos en Córdoba, no se si todo el pais o parte de él sufrió una pandemia llamada entonces "la fiebre asiática", con el tiempo me dijeron que fue una gripe especialmente dura. Yo por lo menos tengo un recuerdo fatal.
Bsos

victor Rocco dijo...

""Muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuakk besos""

victor Rocco dijo...

Querida amiga mi correo es vikktor28@hotmail.com para que me escribas tu o cualquiera de tus amigos que quieran solidarisar, lo de el enbio averiguare en un lugar que se llama "chile express" me dicen que hay es mas rapido, bueno mucghas gracias por todo.

Sibyla dijo...

Cuánto lo siento Perlita!
Mejórate pronto, y será como una antigua pesadilla.
La última vez que yo la pasé, me encontré tan mal, como tú bien expresas, que recuerdo que pensé:"Cuando me muera ya sé cómo debe de sentirse uno"

Besitos y cuídate mucho:)

Perlas del Segura