sábado, 11 de mayo de 2013




¡Qué bello ser brisa que todo lo invade
que acaricia y que besa…!
Ser susurro de viento
que acuna y adormece
vencida su fuerza…


¡Qué bello ser canto y borrar la tristeza
que arrastra desvelos
en albas inquietas…!
Ser un beso de espuma…
Rubor de arco iris y brillo de estrellas…


¡Qué bello ser magia que todo lo cambia

que dibuja sonrisas en bocas selladas…!

Ser consejo cierto y bálsamo de almas…

Aliento de ángel sobre las espaldas…


miércoles, 10 de abril de 2013

¡ME PASA CADA COSA...!

Si escribiera todas las  cosas curiosas que me ocurren de vez en cuando, seguro que habría hecho un libro más gordo que  El Quijote. Tengo que contarlo y hay que perdonar lo escatológico  del relato pero ha sido real, de esta mañana mismo. Cosas que pasan...

 Después de hacer unas compras, me metí en los servicios  de un conocido centro comercial y me disponía a  alisar mis  pelos de pluma indomables cuando a mi espalda, en la parte de los inodoros, he oído un ruido fuerte seguido de un quejido que me indicaba claramente que alguien se acababa de caer dentro. Me volví rápidamente con un susto mayúsculo y pude ver que a los pocos segundos de haber oído el trastazo, por debajo de la puerta asomaba un pie despojado del zapato que casi llegó despedido hasta mi posición del lavabo. Después, silencio.
-Oiga...¿está bien? -pregunté tontamente.
Con mi pie, empujé un poco el otro que asomaba. Nada. Con el corazón de orejas, porque se me debieron poner rojas de sangre, volví a preguntar muerta de miedo:
-¿Necesita usted algo...? ¡Oiga...! ¡¡Oigaaa!! ¿Me oye?  ¿Le pasa algo? - Chillé a vueltas con la tonta pregunta y como no obtuve respuesta, salí pitando a los mostradores contiguos a los servicios y casi grité:
-¡Por favor, una señora está caída en el servicio...!
No, no ha salido pitando hacia dentro la gente, que sí, aunque no como yo quería, pero la que sí vino corriendo fue una señora cuarentona, que como adivinando dramas y por haberme oído, se acercó mientras gritaba: --¡Mare, mare...! ¿Es la meua mare...? -me preguntó mirándome fijamente. Pero no me ha dado tiempo a contestar y mejor, porque a ver si yo iba a saber si era su madre.
Al volver,  allí estaba la pobre hija que había reconocido el zapato de su progenitora, el pie, el trozo de pierna...Era su madre estaba claro.
Golpeaba la puerta, llamaba, lloraba...-¡Ay, mare,,,! ¡¡mareta, meua...!!
Ché, y qué susto, que pena y qué desesperación de no poder ayudar y como es natural, allí me quedé aunque el baño se fue llenando como si estuvieran dando dinero, pero yo haciendo de almohada a los llantos de la pobre hija que para eso vio en mi a la descubridora de la desgracia de su madre. 
Vino un señor trajeado -que el lugar es muy elegante para tener a gente con mono de trabajo- colocó una escalera y después de solicitar permiso a la hija, procedió a saltar la puerta por la parte de arriba, valga la explicación tonta otra vez. Con él venía un médico de maletín y una enfermera. Räpido: puerta  abierta y el cuerpo de la señora con la cabeza entre el retrete y la pared, una pierna junto a la taza y la otra, que ya lo he dicho, tiesa hacia fuera.
El médico cubrió con la falda a la señora  y con los recién llegados la sacaron del servicio, echaron a la gente y mientras la reconocían...¿qué hacía la hija? Pues llamarme apurada para que me quedara y pedirme quedamente que le ayudara...¡a subir la faja de su madre...! Una faja de pernera corta y con ballenas en la cintura, fuerte, que no sé cómo se usan todavía...
-Mujer...No es por no ayudarla pero, ¿qué importa ahora llevar o no la faja puesta...? Está tapada que es lo importante y  además no puede ser sano que algo le apriete. ¿Por qué no le ponemos el zapato para que no se enfríe? 
Pues bien, si el médico no toma parte en el asunto y le dice a la desconsolada hija que se dejara de bobadas, me veo poniendo una faja a una moribunda que es lo que me parecía la pobre señora.

Llamé esta tarde al hospital de La Fe... La mujer está viva, a Dios gracias. Un ictus que casi se la lleva pero sin más consecuencias. La nariz rota nada más y tranquilamente, sin faja. 
  

viernes, 5 de abril de 2013

LOS CRISTIANOS


Con aquello que dijo Jesús de poner la otra mejilla cuando alguien nos dé una bofetada, hay quien se lo ha aprendido de memoria y nos sueltan cada una que...

Lo siento, pero debo ser mala cristiana, porque de poder hacerlo si me pegan, una de dos, o echo a correr a ver si me libro de la segunda torta, o saco fuerzas de flaqueza y devuelvo el jetazo como más duela. Puede que si la acción viene de palabra poco meditada o sin la mala fe con que la incultura se expresa, me aguantaría tratando de razonar con mi interlocutor, pero si se va con malas artes, saña y desprecio, eso es ya otra cosa. 

En las pasadas fiestas falleras, ha tenido lugar un suceso que ha dado pie a todo tipo de opiniones. Ante una Falla prodigiosa, de un gusto exquisito, una obra de arte en suma como muchos de los monumentos que se dan por estas fiestas, un hindú se quiso inmolar rociándose de gasolina y con la intención de prenderse fuego al pie de ella. Los motivos: Un elefante ataviado con vestimentas indias y varias trompas; una especie de diosa hindú tañendo un instrumento típico de ese país...Bueno, cosas varias que podéis ver tirando mano de internet.

La población hindú bastante numerosa por aquí, recibió el espectáculo que creyó blasfemo, como un trago de ricino y como no podía hacer otra cosa, pues este siervo fiel a esa religión decidió llamar la atención de esa forma tan dramática. Lo demás está en los papeles: intervención de la policía para los disturbios; vecinos que no querían ceder en su derecho de seguir con su fiesta grande; petición de perdón a la comunidad; cubrir las estatuas que causaron el mal rollo, y el regalo de las preciosas diosas salvadas de la quema con indulto extraordinario a los santones ofendidos.


Aquí, si se meten con los cristianos, no pasa nada. La democracia y la libertad, para otros. En el Vía Crucis de Sábado de Dolor algunos se rieron de los que rezábamos con fervor. Hace un tiempo,  Paz Vega desnuda, cubierta con una mantilla y arrodillada "rezaba" ante la Virgen en actitud orante.  En Bayeres de Mariola, acturá en breve una especie de compañía de teatro en la que  ridiculiza a los Papas un tío gordinflón y repelente y se hacen chistes sobre nuestra Iglesia Católica y nuestras creencias. Muy valiente la cosa porque...no pasa nada.

Y...no pasa nada, que no somos musulmanes: solo católicos de los de la mejilla preparada.  Paz Vega no tenía necesidad de recurrir a la blasfemia y herir a los que la seguían, (y no me refiero a la María Magdalena que ahora se programa) Nadie protestará ante el estudio donde ruede. Tampoco irán las fuerzas de orden público al teatro de Bayeres para que impidan un espectáculo lamentable, soez y chabacano lleno de irreverencias (dicen que es una KK)...La televisión con algunos "intelectuales" seguirá machacando principios que luego lamentan muchos no haber inculcado a sus hijos y no pasa nada. Con esto, entiéndase, deseo que Paz viva muchos años y otras/os como ella,  nadie le haga daño pero si deseo que sus películas revienten de malas y de falta de público...cristiano.

Sin ningún afán xenófobo, así nos luce el pelo. En religión, nos ganan la partida hasta los seguidores de Caperucita y su lobo y si no, que alguien se atreva a meterse con alguien por sus principios musulmanes y a ver qué pasa. El pobre hindú, menos visceral que estos, se quería quitar de la circulación por creer que mancillaban a sus dioses, pero en el cristianismo, y con el respeto y la  devoción debida  a nuestro Señor Jesús, eso de poner la mejilla una y otra vez, nos va a dejar sin muelas y  eso, su parte humana, no lo tuvo en cuenta con todos los respetos. Demasiado corderos.



domingo, 24 de marzo de 2013


Carmen Sabater Arnaldos (13-3-2013)

Doy gracias a Dios por la fe que mis padres nos inculcaron a mis hermanos y a mí y así, que la tristeza cuando un ser querido se nos va,  tenga para los que poseemos este don, un horizonte de esperanza en la creencia de la resurrección de la carne. 

Es un alivio  pero,  en nuestras limitaciones humanas y a manera de oración, le digo al Todopoderoso que no lo entiendo del todo cuando la muerte llega en plena juventud a personas buenas, con hijos pequeños a los que cuidar y sembrando soledad y angustia a los que la querían. 

Pero enseguida acepto la voluntad divina porque la muerte como la vida; la alegría y la pena; la salud y la enfermedad, entran dentro de esa lotería en la que las personas están libres dentro de la creación con todos sus riesgos y ventajas. No somos marionetas del Creador y apuesto que Él también se entristece cuando alguien tiene que partir prematuramente.

Solo nos resta pedirle que se compadezca de nosotros y que nos ayude en el difícil camino que lleva hasta Él y que no decaigamos aunque sigamos sin comprender algunas cosas. Que  veamos lo efímero de nuestro paso por  este mundo. Que seamos cada vez mejores porque eso será un bagaje bueno para hacer ese camino y... al que le toca sufrir y al final morir, que le premie con el consuelo de su gloria y le permita velar por los que en la tierra lloren humanamente su ausencia, les proteja y les consuele. Eso, lo hará.

Vivir es el privilegio  de venir a este mundo pero implica tener que morir y aunque el don de la vida sea tan hermoso, por si no sale bien, y ese privilegio sea amargo y breve, hay que estar preparados. Y sobre todo repetirnos para no decaer: Creo en la resurrección de los muertos.


viernes, 1 de marzo de 2013

UN PUEBLO PRIVILEGIADO


He aquí lo que dicen de los escritores de Molina de Segura, mi pueblo


Mirar al cielo

La creatividad es una de las pocas cosas que pueden salvarnos
Rosa Montero26 FEB 2013 - 00:00 CET


Yo también pienso que el festejo de los Goya fue muy politizado: pero quienes lo politizaron fueron los comentaristas iracundos que se lanzaron al ataque al día siguiente. No entiendo su furia: a mí no me pareció que la gala fuera sectaria; creo que solo reflejó la lógica preocupación por unos dramas que, como el hipotecario, tienen sobrecogido a todo el país (recordemos que los votantes peperos y los socialistas muestran el mismo apoyo a la dación en pago: un 90%). Lo que más me apena es que la ira partidista sepulte una de las pocas cosas buenas que nos trajo el maldito 2012: un cine español estupendo. Más allá de las triunfantes Blancanieves y Lo imposible hay otras películas, como la tremenda Grupo 7, la ingeniosa El cuerpo, o esa maravilla que es El artista y la modelo, una obra maestra que, inexplicablemente, quedó sin premiar. Tanta calidad anima mucho, porque la creatividad es una de las pocas cosas que pueden salvarnos. La semana pasada fui a dar una charla a Molina de Segura (Murcia), una ciudad fabril y modesta de 70.000 vecinos, 7.000 en paro. Allí cayó en 1858 el meteorito más grande que jamás haya caído en España. Y resulta que en Molina de Segura se da una inesperada concentración de escritores de calidad, ganadores de prestigiosos premios nacionales; tan insólita abundancia hizo nacer la leyenda de que el meteorito aportó influjos artísticos, o, como dijo el periodista Massoti, unas elevadas dosis de radioescribidad. Ahora mismo hay allí 10 autores que conforman la Muy Noble y Muy Leal Orden del Gran Meteorito. Son, en fin, gente genial que le echa magia a la vida: contra la crisis, imaginación. Espero que el reciente pedrusco ruso y el asteroide que nos pasó rozando nos hayan dejado efluvios benéficos. O, por lo menos, que nos hagan levantar la cabeza y contemplar la vastedad del cielo, en vez de seguir siendo tan ciegos y mezquinos

viernes, 8 de febrero de 2013

Contigo pan y cebolla

     Poema en dialecto Panocho, o lo que es igual, en castellano muy particular y entrañable de la gente sencilla en la huerta murciana. Fue escrito por el inolvidable poeta de Molina de Segura (Murcia) Esmeraldo Cano con motivo de un concurso en lenguaje Panocho y, como no podía ser de otra forma, ganó el primer premio. En su alegato sobre este bulbo, tenía toda la razón del mundo. Lo pongo aquí ahora a petición de algunos amigos y lo dedico a tan excelente poeta y a todos los que gusten de las cosas sencillas.


CONTIGO PAN Y CEBOLLA


Se ven cosas en el mundo
que sin querer dan risera.
¿Mia osté que echar un pregón
en los papeles de imprenta
pa que vengan los letraos
y que acudan los poetas
iciéndonos en rumances
que la cebolla es mu güena?
Eso no se le ocurrió
ni al tío que asó la manteca,
por ser cosa bien sabía
en to er reondel de la tierra
que de toas las hortalizas
la cebolla es la primera
pos no hay guiso ni guisote
que pueda hacerse sin ella,
u si no que le pregunten
a tuiquias las cocineras.

Sin cebolla no se guisa
el estofao de ternera
ni se puen hacer morcillas,
ni putaje de habichuelas;
con ella s´hace el “rin-ran”
y la ensalá tomatera
y crillas con bacalao
y el pisto de berenjenas
y pa quital-le el mal busto
al azaite, se requema
con un piazo e cebolla
y en el instante, lo arregla.

En la fritá de pimientos
es mu güena compañera
y en tortillas y en asaos
y en tuiquio cuanti se echa,
le da un sabor y un bustiquio
y una gracia y una…esa,
que no hay especia en el mundo
que puea mojal-le la oreja.

Le busta al probe y al rico,
al hombre sabio y al bestia
y los altos presonajes,
le dan entrá en su dispensa;
y lo mesmo en toa la Uropa
que en el Asia y en la Urdienca
y dinda la Garapacha
al Japón y a Ingalaterra,
no hay pueblo, gente, ni raza
que no la ponga en su mesa.



¡Y hasta como melecina
los méicos la recetan…!
Abre la gana de comer,
cura el dengue y el trancazo
y suaviza la ronquera,
evita la enrovinera;
y no existe na mejor
pa el gargajillo e las lluecas
y aquel que tenga un tumor
no tiene que pasar penas
ni usar untes ni putingues
pa curarse esa dolencia:
Se coge un casco e cebolla
y se cuece en la cazuela,
s´aplica encima el tumor
atao con una cordeta
y a los cuatro u cinco meses
el tumor se le revienta;
y pal ruma, pal niervoso,
pa los callos y las crietas
no na mejor ni más güeno
que comer cebolla tierna.

Por eso en el mundo entero
tanto se quiera y s´aprecia,
que tuiquio aquel que la parte
tié que llorar de alegría
por mor de gozo de vel-la
pos tiene tanta vertú,
que yo tengo en la petera
que ese conflito mundial
cál mundo eshace y asuela
no se podrá rematar
ni dal-le un sejo al probrema
como no sea con cebolla;
porque en cuanti a Ingalaterra
a la Rusia y a Alemania
Japón, China y la Mérica
se le treminen los tanques
trabucos y bayonetas,
y ya no quee una pistola
ni un jusil, ni una escopeta…
¡a fuerza de cebollazos
tié que acabarse la guerra…!

 Pero ha de ser de Molina
qu´ es la que tiene más juerza,
por eso cuando la venden
en la plaza y en las tiendas,
tién qu´icir ques deste pueblo
u si no, nadie las merca.
 Con que ya está dicho tó,
abora a ver si me premian.





domingo, 13 de enero de 2013

UNA PENA, AMIGOSSSS: ETOY PERDIDA.




Cuando e rompe una coa que te ditrae, te divierte y te ayuda a que tu impiracione queden plamada para atifacción propia y para lo que aprecian tu información má o menosss intereante, te queda a cruce porque mi portátil olo tiene do ano y no me ayuda.

Vaya: No me funciona la “ssss…” en mi ordenador.  La pulsssso con la delicadeza con que lo hago con la demásss tecla y no ale. Etá tan dura, que  me duele el dedo índice que e el encargado de pular la dichoa letra para que aome y cumpla con u cometido de ecribir bien la palabra que la contiene.

 Pero i me empeño y me quedo con ee mimo dedo haciendo preión en el itio, entoncesss e arratra y ale el dichoo fonema, repetido, corrido, como una erpiente sssilbante y porque levanto el dedo a tiempo, porque de lo contrario, acabaría con todo lleno eesssssssssss como e el casssssssso   que ahora dejo como ejemplo.

¡Qué degracia la mía, córcholi…! La tecla e ha pueto dura y a ver lo que me va a cotar  que la dejen blanda de nuevo. Dicen que etá ucio el teclado. No é. No gano para ordenadore y encima, repito, ete olo tiene do ano mal contadossssss…( Y encima, me alen palabra mal onante…)

I no me querei dejar comentario por aquello de que no abei  el entimiento que he querido compartir, me haré cargo. Gracia de todo modosssssssssssss.


(Ya é que prometí poner el poema panocho "La cebolla", pero e que no me atrevo ante de que me arreglen el ordenador. Sabe Dio lo diparate que podrían formare entre el dialecto y la falta de ssssssssssss.)


domingo, 6 de enero de 2013

Casa Regional de Murcia en Valencia

   

Dos días de celebraciones en la Casa de Murcia en Valencia. Caras de alegría de los que dejaron su tierra para integrarse en esta ciudad hermana y de simpatizantes que se unieron a los  actos para honrar a sus amigos murcianos. Como dijo el presidente Blas García, lo murcianos nos enorgullecemos de sentirnos queridos por todos.


Acompañados por representantes de distintas Fallas, Hermanos Mayores de distintas cofradías, el Coordinador de los Bandos Huertanos de Murcia, Clavarios, Clavariesas y autoridades,  comenzaron los actos con una misa solemne amenizada por un grupo coral huertano. 

  

Vino de honor y una comida de Hermandad.





Recital poético a cargo de distinguidos rapsodas para declamar a  ilustres poetas de la tierra entre los que cabe destacar a dos  murcianos, los molinenses: don Esmeraldo Cano,  con poemas en castellano y panocho (ya fallecido)  y don Vicente García Hernández.
Yo recité “La Cebolla” de Esmeraldo Cano y la risa estaba servida. No necesité imitar el acento murciano porque ya lo tengo. No lo he perdido aunque estoy tantos años fuera de mi tierra, pero lo tengo...algo refinado.



¡Día feliz de recuerdos...!

Perlas del Segura