viernes, 14 de marzo de 2008

¡¡FALLAS 2008!!

Ya estan otra vez las Fallas aquí.
Valencia se ha vuelto a vestir de gran fiesta y se va viendo algún monumento que otro tomando forma con sus colosales esculturas de cartón-piedra y madera.

Todo se ha llenado de gente que va y viene y las calles se han impregnado con el olor que desprende el aceite requemado donde se doran los churros y los buñuelos, tan típicos en estas fechas para degustar en plena calle mojados en el chocolate.

El ambiente es fenomenal en esta Babel que todos los años se forma por aquí. De los visitantes que más se ven, japoneses. Van con unas máquinas de fotos extraordinarias sacando con ellas todo lo que les choca.

Otros incondicionales a la fiesta fallera, los italianos. Muchos italianos y luego, de toda Europa y algún que otro americano. Todos felices, unos abrigados creyendo que están en su país y otros tan veraniegos por la propaganda que les hacen, que van como disfrazados, con sandalias, sin calcetines, camisetas sin mangas y luego, tienen que ponerse para abrigarse en las noches, lo que pueden comprar en puestos ocasionales de mercadillo por culpa del fresco airecillo de marzo que no hay que olvidar.

Pero aunque la diversión y la actividad es mucha, hay cosas que el que llega por aquí, no acaba de digerir: la pólvora. Yo, la primera. Siempre me asusto con los petardazos imprevistos a mi alrededor y siempre acabo imitando al bueno de Obélix diciendo :"¡Están locos estos valencianos...!

La pólvora aquí suena más fuerte que en todas partes y, ¡vaya si conozco mundo! Ellos se vanaglorian de eso. Son los críticos más duros, exigentes y entendidos en lo que a petardos, cohetes, tracas y castillos que he visto nunca.

En las "mascletás", ese ruido tremendo que se organiza cada día en Valecia capital y en todos los pueblos de esta zona, a base de los disparos de pólvora seca hay mucha gente que se emociona.

Hoy me he acercado yo, porque siempre dejo a los míos que vayan solos mientras doy los últimos toques a la comida. Lo he hecho, primero porque siempre presencio desde una distancia prudente, (mis hijos y mi marido, la oyen y ven en primera fila) alguna mascletá antes de San José y, segundo, porque me llaman cobardica y...lo soy. Luego, en el día grande, también me acerco al cauce nuevo del Turia y veo algún castillo que otro sobre todo los de luz y música.

Siempre me tapo los oídos, hoy también y eso ha dado pie a que algunos me imitaran, sobretodo, algún extranjero que otro. Dicen que es malo hacerlo y que es mejor abrir la boca. Yo hago las dos cosas y con eso, no me libro de que el ruido, se me refleje en el estómago como si estuviera haciendo una digestión exterior. El corazón, te late tan fuerte, que en mí, siempre acaba con una taquicardia, que después da paso a una extrasístole, que parece que me voy a quedar allí tiesa, muerta.


El suelo, tiembla y también lo hacen las farolas, casi imperceptiblemente, pero si apoyas la mano en ellas, es como si te diera un calambre eléctrico. El humo, lo envuelve todo. Casi sin darme cuenta, me he puesto a mirar por dónde podía escapar, venido el caso, y solo he visto un mar de miles de cabezas. Imposible moverte un metro más allá de tu sitio. Un grupo de señoras de habla inglesa, se ha puesto nerviosas y retrocedían con el riesgo de aplastarme con sus estaturas imponentes. A cada golpetazo de pólvora, el susurro de admiración de los más entregados al espectáculo...

Delante de mí, se había colocado un chico imponente, guapo, de ojos verdes y con pestañas como abanicos que al principio, había causado admiración a unas jóvenes vecinas. Él sabía de esa admiración que estaba despertando y las ha ignorado mientras se acariciaba un potente biceps que asomaba debajo de su manga corta. Yo pensé para mí:

-"Como no seas valenciano, mocetón, te vas a enterar..."


Justo. Esto hay que mamarlo, como mis hijos, que dicen los insensatos, que tenía que haber un perfume con olor a pólvora...¡Pobre muchacho...! Al disparo de las últimas cargas, ya estaba algo descompuesto. Ya no me parecía tan alto o se había encogido...Las pestañas, ya no aleteaban...Con la mano puesta en el pecho como sujetando su corazón , se arrimó a las muchachas que antes había ignorado buscando algo de refugio y acabó como yo, tapándose los oídos y abriendo la boca con el más grande de los descaros en la imitación...Luego, cuando acabó todo ese enorme ruido, cuando casi todos estaban emocionados y hasta con lágrimas en los ojos, lo ví cómo se mezclaba rápidamente entre la muchedumbre, derecho a uno de los numerosos urinarios que se montan siempre por estas fechas en esta ciudad...¡Pobre...!

De todas formas, si os acercáis estoy segura de
que quedaréis encantados...Pero a mí, todavía me tiemblan las piernas.


Feliz Pascua a tod@s y ruidosos besos de chocolate y buñuelos...



23 comentarios:

Fortimbras dijo...

Inauguro mi contacto contigo y a la vez los comentarios a este blog fallero. Creo que en el mio ya te dije unas cuantas cosas sobre esa fiesta impresionante, a la que tuve la oportunidad de asistir un par de veces. Una de ellas, en mi época de periodista activo, formando grupo con otros colegas. Me interesó mucho conocer algo que no ve el público que son los talleres donde se idean y se crean los ninots.
Te repito, como dije en mi blog, que el ruido me estremeció un poco. Tal vez será porque cuando fui invitado nos recibieron poniendo tracas hasta debajo de la cama.
Un beso y seguiremos charlando

Lucas A. dijo...

Jajajaja como siempre me acabo riendo con tus entradas. Sí creo que es mejor lo de abrir la boca, aunque yo me acostumbré algo al ruido después de tocar algo el tambor xD. Y solo una cosa mas que decir sobre esto.... Maricon!!!! xDD

Pd: tu comentario me ha desconcertado, con lo de algo que empieza y con lo de atreverse con algo difícil, ya me contarás.
Bss

Perlita dijo...

Fortimbras, al ruido tan intenso, no se acostumbra nunca el oído, pero así son los valencianos de pro: cuanto más fuerte suene la pólvora, mejor.
No he tenido la suerte de ver los talleres de "ninots" grandes, pero desde el colegio, los chavales de siete u ocho años, ya practican y destacan muchos por su inventiva y arte. Y luego, las bandas que acompañan Las Fallas, magníficas.
Casi todo el mundo por aquí, sabe música.
Un abrazo.

Perlita dijo...

Lucas: Cuando empezaste, o mejor cuando te visité (yo sola como comentarista por entonces) eras un poeta que desgranaba versos impregndos de añoranza y con algo de tristeza. Los que esribimos,bien poesía o bien prosa, como es mi caso, dejamos un poco de nuestros sentimientos emocionales de ese momento,casi siempre, en cada uno de los renglones que vamos dejando en el papel. Tu decías que llevabas una pulsera que no te querías quitar...¿recuerdas? y yo te pregunté:¿mal de amores?...
Por lo último que escribiste, por la fotografia tan descriptiva que nos dejaste, entiendo que hubo un cambio emocional y me alegro...
Si no es así, presento mi dimisión como sicóloga de pacotilla ya mismo...¿Aclarado?
Besos...

Sibyla dijo...

Impresionante el tamaño de las esculturas falleras, da un poco de pena las que no son indultadas, y tienen que pasar por la quema.

Realmente el espectáculo debe ser impresionante, no me extrañan que vengan tantos turistas a verlo.
A mí también me daría un poco de temor, la pólvora tan cerca de mi cuerpo...
Ví en las noticias que algunas de las esculturas por una racha de viento fuerte, se quebraron, y cayeron al suelo, por fortuna, sin causar daños humanos.

Perlita, que te lo pases muy bien y disfrutes !!!!!!!!!!!!!

Besos:)

los retales de Luisa dijo...

Hace unos años (muchos ya )conocí la fiesta de las Fallas y quedé conmocionada por ello ....ME ENAMORARON Y AMÉ Y AMO A VALENCIA HASTA EL DIA DE HOY,con sus mascletas ,con sus buñuelos de calabaza ,con sus animos super encendidos (nunca mejor dicho ),con sus TODO ,me encantó y la pena qué estando relativamente cerca de Toledo no haya vuelto ,tendré que poner remedio al asunto .Mil besos guapa ,y tu tierra tampoco se queda atras ,sin ir más lejos estuve el año pasado en verano .

José Antonio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Perlita dijo...

Sibyla, no se indulta nunca una falla. Solo se hace con un ninot (muñeco) de los miles que hay expuestos.
Efectivamente es todo un espectáculo verlos arder siempre en un cuidaddo ritual, no de cualquier manera. Todo es arte y espero que al año que viene, lo puedas comprobar D.M.
Las Fallas, son siempre una gran fuente de ingresos para esta ciudad por mucho que cueste hacer uno de estos monumentos.
Un besote.

Perlita dijo...

¡Hola Luisa! Efectivamente, ahora no hay distancias. Toledo y Levante, a un paso. Todo es bonito porque...¿Toledo?¡ qué maravilla!
Si hace mucho que vinistes, aquellas fiestas falleras ya no son como éstas. Los monumentos se han triplicado en número y tamaño. Son más artísticas y mucho más valiosas y parece que desafien a la gravedad. Imponentes.
Un abrazo, amiga.

La estatua del jardín botánico dijo...

¡Qué fotos más estupendas! ¿Las has hecho tú? Lo siento por el chico de ojos verdes: los urinarios públicos suelen ser una uténtico desastre.
Que disfrutes y que perfecciones tu técnica de tapar orejas y abrir boca. Besos.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

¡Qué bien que lo pasais! Aunque este año he visto a muchos políticos "en el balcón".

Pedro Jorge dijo...

Wow... vaya que los españoles pintan al mundo... ¿qué haría este planeta sin la gente de esa península?

Son ustedes tan especiales, tan únicos...

¡¡Quiero conocer un Ninot en persona!!

;)

Perlita dijo...

Estátua, no son mias esas fotos, pero las tengo muy buenas porque las hago con digital y tienen más resolución, sin embargo, esas, al ser de profesionales, las antepuse a las mias, por el ángulo, el motivo...

Yo creo que nunca me acostumbraré a la pólvora por mucho que abra la boca,,,¡Esto es atronador
Y en cuanto al muchacho, lo vi este mañana vestido de fallero, luego era "producto" nacional, pero todo fachada el pobre y es de los míos, de los miedicas...
Un beso.

Perlita dijo...

Illán:
Hay mucha gente que son de balcón...¡menudo escaparate!

Cuando tenga mi libro en la mano, te lo mandaré y encantada, además.

Un abrazo y sigo todas tus noticias con el entusiasmo que le pones...

Perlita dijo...

Gracias, Pedro Jorge.
A veces esos ninots, parecen más vivos que muchas personas. Te gustaría esta fiesta tan ruidosa, colorista y tan llena de alegría.

Desde luego, por aquí hay mucho con lo que divertirse y muchas gentes con ganas de aprovechar lo que se ofrece para ello. Este año, no va a llover, porque es proverbial que el día grande, San José, siempre ha de "mojarse" y por las previsiones de sol, todo el mundo está eufórico. Esperemos que sea así y mañana noche, que puedan ardar bien estos grandes monumentos.

Te gustaría...

susana dijo...

Es muy bello tu Lugar en el Mundo. Me ha encantado tu post, y me despiertan ganas de "volar" hasta allá y compartir esas fiestas tan alegres!

Mis mejores deseos de Pascuas para Vos!

Un abrazo!

Sibyla dijo...

Perlita, si relees mi comentario, no me refiero a que se indulte una falla, sino una de las esculturas o "ninots". Y lo comento, más que por la pérdida material, que como dices, se recupera con el turismo de esas fechas, es por la pena que da que se quemen esos muñecos artesanalmente hechos, que han llevado miles de horas de trabajo y esfuerzo.
Sé que es una tradición, pero nunca lo he entendido.

Sourin dijo...

Jo...como molan las fallas......
El año pasado pude ver unas cuantas...fue la primera vez...y quede fascinado......

de las fotos que has puesto....la que mas me gusta es la del David.....es magnifica...

un beso

Sourin

Perlita dijo...

Sibyla, no lo entendí bien.
Tienes mucha razón en que da pena que ardan esas maravillas. Dinero, no se pierde nunca, pero enternece ver entre las llamas esas figuras que te miran humanamente con sus ojos de cartón perfectamente logrados. Parece que te rogasen una salvación y por eso, los más sensibles...lloran. Cierto, cierto...

Perlita dijo...

Susana...¡ay, si se pudiera volar por uno mismo! Muy hermosas nuestras fiestas y todo por aquí, pero ¿y tu país? ¡Cómo me gustaría visitarlo! Me han ofrecido un piso en una de las calles principales de Buenos Aires para pasar unos días, sin embargo, si no es por necesidad, no suelo viajar en avión. Miedo, se llama esa figura y eso que he volado mucho...
Besos y feliz Pascua.

Perlita dijo...

Sourín,este año han sido mucho mejores. El tiempo ha sido estupendo y la calidad de los ninots, magnífica.
Seguro que vuelves pero ...¡¡qué "reventera" de andar y de gente!!

Efectivamente, el David y la Victoria de Samotracia, fuero de las figuras más imponentes que se han visto por lo logrado del parecido.

Un abrazo.

Eduardo Arias Rábanos dijo...

Valencia es una de mis asignaturas pendientes. De tu provincia sólo conozco Sagunto, y porque me iba a conocer la provincia de Castellón, y tenía mucha curiosidad por esa localidad y por su teatro.
El problema es siempre el mismo: el calor y la coincidencia muchas veces de la Semana Santa y de las Fallas. Tengo unas ganas locas de fusilar las miles de fallas con miles de fotos, pero el gentío me echa siempre para atrás (como la Semana Santa sevillana o los Sanfermines pamplonicas).
Me he reído con tu entrada, imaginándome el ruido, el humo, y el "acongojone" de más de uno y de más de diez. Alguna vez me decidiré, no lo dudes. Besines.

Perlita dijo...

Eduardo, te ibas a "jartar" de echar fotos. Efectivamente lo que más cansa es la masificación que te impide avanzar como quisieras. Lo mejor para ver Fallas, la semana anterior, mientras "las plantan". Se ven algo incompletas, pero están casi al cien por cien y la tranquilidad ayuda a ver gran cantidad de ellas y además...sin cohetes ni tracas ni petardos...

Perlas del Segura