jueves, 11 de septiembre de 2008

¡¡¡HOLA!!!

¡Aayyy!...¡Qué “cansera”, amigos! ¿Cómo estáis? Os he seguido, os he leído cuando he podido porque vuestras cosas me han servido de relax y no es cumplido lo que digo. Estas vacaciones, más largas de lo que me creía por cierto, muy bien, pero nada de descanso. Viajes y trabajo. Trabajo gratificante pero eso…trabajo.

Ya me di cuenta de que hemos sido bastantes los que desertamos de todo este mundillo cibernético pero…había que descansar y renovarse.

En mi casa de la playa estuve con mis tres hijos, mis dos yernos, mis tres nietos, de cuatro, tres años y seis meses respectivamente, un muy querido hermano y su mujer que me ayudaba como si fuera un robot incansable en el ingrato quehacer de las comidas y organizar la cocina, (¡cuánto comemos en esta familia!) sus dos nietas mellizas de nueve años, la hermana de uno de mis yernos, mi marido, una servidora y muchas veces, cuando observaba que aspiraba una y otra vez el aroma de lo que hacíamos para comer, ponía los ojos en blanco como poseída y se quedaba en una especie de éxtasis, también se sentaba a la mesa mi asistenta boliviana, de buen paladar y mejores palabras para ponderar mis dotes culinarias, y yo, entre tanto entregado comensal, me hinchaba como un pavo o mejor, como una gallina clueca, viendo con satisfacción cómo desaparecía todo eso que tanto me costaba fabricar.


Aún con el sudor llegando al zapato, recogíamos la mesa y, mientras todos se hacían una siestecilla, mi cuñada santa, que lo es, pensábamos en la cena mientras le damos al trapo y al estropajo. Apenas teníamos tiempo para comenzar otra vez la odisea, pero…¡qué bien se nos daban las socorridas tortillas! Eso, y “los bocatas” de cualquier cosa con lo que acallar los estómagos infantiles en las meriendas- cenas, para que luego con solo repartir unas leches en el mejor de los sentidos, cayeran en la cama como sacos de plomo con tanto trajinar en el mar, en la piscina o con los mil juegos que protagonizaban.

Con todo en silencio, mientras los jóvenes se echaban sus partidas o se iban a degustar una buena horchata de Alboraya por las ferias del malecón, mi cuñada y yo, casi extenuadas por el trasiego, nos sentábamos en sendas tumbonas con las piernas en alto a ver si dejaban de latirnos por cada poro.

-Qué...¿descansando las señoras? – ese era mi hermano el oportuno que preguntaba porque a mi marido, ni se le ocurría- ¡qué vida lleváis de reinas en trono, chicas…!
Ni contestábamos. Reinas con cetro de raseras y palos de fregona. Yo me sumergía en el ruido que hacían las llisas al agitar el agua de la dársena huyendo de los dorados que pugnaban por dejarlas sin cola y me abandonaba también en el
martilleo acompasado de los cabos que golpean siempre los mástiles en las embarcaciones de recreo amarradas a seis metros de mi terraza…


29 comentarios:

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Hola, encantado de que estés nuevamente por aquí.

Por cierto, conozco ese lugar de las fotografías. Cada vez que me he paseado por sus laberínticos pasillos, he disfrutado como un nano, que creo dicen por ahí.

La estatua del jardín botánico dijo...

Bienvenida. Un placer leerte de nuevo. Y ahora ¿qué?, ¿por fin las vacaciones? Me he cansado sólo de leer todo el trabajo que has tenido. A ver si la próxima vez os echan una manita. Muchos besos.

amor es libertad dijo...

creía que ya lo habías dejado, has tardado un montón en volver

bs

mos dijo...

Bienvenida al nuevo curso, paisana.
Ya veo las vacaciones tan ocupadas que has tenido. Y es que las mujeres, a pesar de la modernidad, siempre llevan a cuestas eso de las tareas domésticas y lo de las comidas, etc.
Pero en fin, vacaciones al in y al cabo.
Ahora vuelve la rutina. la rutina literaria entre amigos. (Que es un placer para todos).
Un abrazo de mos desde la ESFERA.

Hada Saltarina dijo...

Bueno, bueno, bueno... Me alegra mucho tu vuelta. Oye, que no cuentas nada de tu experiencia ceutí. Seguro que ya es que ni te acuerdas... ¡¡¡hace tanto!!!
Venga, que muy bienvenida y un abrazo

Tesa dijo...

Descansa, Perlita, de tus “vacaciones”, que me has agotado sólo de imaginarlo.

Mujeres como tú y tu cuñada ya no quedan, que sois una especie en extinción. Confieso que seis es mi tope para cocinar y que coman bien, más me da un soponcio. Estáis hechas unas jabatas.

Perlita, guapa, tú no tienes una casa en la playa, tú tienes un Hotel con pensión completa.

Me alegra verte de vuelta.

Besos.

Frabisa dijo...

Bienvenida!!!

Estoy agotada sólo de leer todo el trabajo que has tenido en estas "vacaciones", así que imagino lo relajada que estarás con la vuelta a la normalidad, jajajjajaja.

un beso

mos dijo...

Pues sí, paisana, soy yo el guaperas ese de mi meme. no te creas que el Photoshop o como se diga hace milagros. Claro que me he dejado demasiadas "felicidades" en el tintero. Seguramente no habría espacio para ello, pero había que atenerse a las reglas y esas son las que me vinieron primero a la cabeza.
Y nada, seguiremos pasando por los blogs y leyendo post interesantes de aquí y allá.
Un abrazo grandote de Mos desde la ESFERA.

Dédalus dijo...

¡Dios Santo, vaya troupe! Me alegra saber que has vuelto... y que lo has hecho entera.

Ojalá descanses de tus vacaciones.

Besos, Perlita.

Señor De la Vega dijo...

¡Qué gusto señora! tenerla de vuelta, con voz de Fregonera y Reina de la casa, aún en el estadio anterior de Cenicienta, sin más hermanastras que la machista hermana de una tradición impuesta.
Lo que no entendí, es recurrir a la tortilla como fácil merienda, al menos que francesa o sobra de comida siempre troceada en pincho.
Pues bienvenida a la tumbona de su balcón señora, que ya sin preguntarlo y aprovechando sus tareas hice mío, esperando su fresquita horchata.
Suyo Z+-----

juan pedro dijo...

Hola Perlitaaaaaaaaaa!!!

Tanto tiempo "sin verte", así como lo lees... jajaja...

Me encantó ese ambiente tan "familiero" como el que describe tu innata y prodigiosa pluma...

Es muy agradable saber que todavía existen en este mundo tan convulsionado, personas que se desviven por el bienestar de los demás -convirtiendo esto en un placentero goce espiritual- más aun tratándose de seres tan queridos: "La Familia"...

Más que bienvenida al ciber espacio, se te extrañó muchísimo dulce mujer...

Desde Argentina, recibe mi afectuoso cariño de siempre y un beso enorme para ti.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

... Y sin duda yo volveré al tuyo porque me ha encantado; unas fotos estupendas, Perlita.
Un abrazo

M. Jose dijo...

Me alegro de tu vuelta Perlita, se te echaba de menos. Ahora creo que es cuando te toca descansar.
Un beso
MJ

victor Rocco dijo...

mi querida y gran amiga!! que gusto es de volver a leerte, gracias por tu comentario, en mi blog , ese anonimo no es ni tan anonimo para mi, ustedes no saben pero aca en mi ciudad me han hecho la vida de acuadritos, ellos no quieren que un hijo del pueblo sea reconocido, hechos dicen ser de "elite" y yo respeto mucha esa posicion , pero quiero que elos respeten las mias, yo soy un creador que plasma lo que su corazon le indica y no lo que el diccionario me aconseja,es verdad que es de buena educacion escribir correctamente..pero yo soy un burrito poetico y mi corazon no sabe de ortografia, muchas gracias miamiga por tu valiosa visita, chao un gran beso desde MI TIERRA DE LETRAS SUR.

PD:NO COLOQUE LOS ACENTOS NO PORQUE NO SEPA, SINO PORQUE LA TECLA DEL ACENTO DE ESTE EQUIPO ESTA MALO JIJI.

Isabel Romana dijo...

¡Me he agotado sólo con leer la lista de tus "invitados"...! Creo que te mereces descansar trabajando. Besitos, guapa.

Perlita dijo...

ILLÁN:
¿Conoces estos rincones marítimos? ¡Ay, si Murcia capital tuviera el mar a la puerta...!Son unos rincones estos que invitan a ...no hacer nada. Solo mirar y eso, sería un lujo.

ESTÁTUA:
Un placer tenerte por mis lares, guapa. El trabajo, cuando se hace con gusto, ya no lo es tanto. Ahora, solos mi marido y yo, sin voces infantiles peleándose hasta me duele el silencio.
Besos gordos.

AMOR:
Ya me paseé por tu entrada y veo que sigues en tu línea más sublime de DAR con mayúsculas. Eso está bien, amigo.
Muchos besos.

Perlita dijo...

MOS:
Gracias por "tu presentación" fotográfica, porque sé que en muchas otras que hay por La Esfera, andas tu entre otros contertulios pero no lo tenía seguro.
Es curioso cómo ponemos cara a los que nos interesan sin más motivos que la necesidad de que encajen en los escritos y actividades que nos presentan y nos gustan. Me pasa con tu compañera Ada igualmente. Tu no cambias demasiado aunque te hacía algo mayor. Mejor para tí.
Os seguiré encantada como siempre y, aunque iré a Murcia de parranda y muy brevemente,(¡la feria!) ya me pondrás en e-mail para otra ocasión, dónde puedo saludaros en caso de vajar más despacito.
Un fuerte abrazo.

Perlita dijo...

MOS:
Quise decir "viajar"...

Perlita dijo...

HADA SALTARINA:

Voy a ver si me llegan unas fotografías y coloco mi experiencia ceutí que fue...inolvidable. Tuve a hijos de mis antiguos alumnos/as en los distintos colegios por los que pasé y me sentí muy arropada. Tópico: ¡¡cómo pasa el tiempo!!
El librito se agotó en toda esa semana que duró la feria del libro y me vine a casa con una enorme satisfacción.
Muchos besos, guapa.

Perlita dijo...

DÉDALUS:
Efectivamente, "descansando" estoy de mis vacaciones...¡Ja, ja...!¡Muy buena ocurrencia!
Sobre las ocho de la mañana y cuando amenazaba lluvia, que luego no llegó, estuve paseando por la lengua de la playa hasta que noté frío pero...¡qué gustazo! Me senté en una piedra enorme del espigón y me hubiera quedado mucho tiempo viendo las disputas de las gaviotas más madrugadoras porque debían tener un hambre como el que yo empezaba a notar sin mi café matutino.
Juan Ramón Jiménez me habría dedicado un capítulo en su Platero y, me temo, que el título sería algo así como "La loca del mar...""La solitaria..."
Fuerte abrazo.

Perlita dijo...

SEÑOR DE LA VEGA:

Como siempre, me encantan sus intervenciones pero...no. No me siento víctima de ese machismo que muchos y usted mismo supone. Quizás la educación trasnochada, porque no se sabía más, que recibí de que la mujer era eso, la cenicienta al servicio de los demás, haga que me implique de lleno, pero por otro lado, en mi caso, he sido altamente revoltosa, adelantada a mi tiempo y aunque mi marido no pudo ayudarme en muchos quehaceres de la casa por circunstancias de trabajo (y que nunca me habría expuesto a sus inventos culinarios,) hace mucho que se metió en eso de que las limpiezas hogareñas son cosas de dos, los hijos también y además de buen grado.
Soy yo la que me gustan los líos, la gente y, como llevo la batuta, cuando me viene en gana, armo un picnic y esto es la locura. Disfruto y tengo la suerte de que siempre hay alguien que "arrima el hombro" y alguna vianda que otra para ser compartida. Y luego...¡todos a dejar la cocina en orden! Eso sí: si no hubiese friegaplatos, puede que ya me hubiese borrado de alguna movida de estas...
Por cierto, las tortillas, nada de francesas: de patata y algunas, con su pizca de cebolla...¡¡Ni le cuento!!! Una vulgaridad, señor mío...lo sé. Mea culpa...

Perlita dijo...

JUAN PEDRO:

¡Hola querido amigo! Yo también os he extrañado y no sabía que iba a pasar tanto tiempo para "veros" de nuevo.
Aquí, la familia, es como una piña, por lo menos la nuestra. Por desgracia, estamos diseminados por toda la geografía española y nos vemos muy de tarde en tarde, salvo bodas, comuniones, bautizos...Como la mafia siciliana, vamos, pero sin altercados ni besos en la boca.
Palabra que no me desvivo...¡es que me gusta! Malo será cuando ya no pueda meterme en estos líos, así que repetire y se te das un saltito...oceánico, serás bien recibido, amigo mío.
Muchos besos...


Mª ANGELES CANTALAPIEDRA:

Nos visitaremos entonces. Encima de buena bloguera y escritora, guapa. Muy guapa.
Besitos.

MARÍA JOSÉ:
Aquí de nuevo, ya ves. Como ya he dicho, el tiempo pasa inmisericorde y comenzaremos el curso.
Muchos besos.

Perlita dijo...

VÍCTOR ROCCO:

Nada, nada, querido Víctor: los acentos son esas rayitas antipáticas que nos jorobaban tanto cuando éramos pequeños y que nos hacía parecer que íbamos en caballitos saltarines por encima de las palabras. Yo proponía a mis alumnos unas rimas sin acentuar, para que se rieran y así, con amenidad, vieran la diferencia de entonar debidamente con las tildes:


"En tiempo de los Apostoles
habia unos hombres muy barbaros
que se subían a los arboles
y se comian los pajaros..."

Muchos besos, tenaz amigo, desde España, por parte de una maestra ya prejubilada, que no se resiste a enseñar.

Perlita dijo...

¡Hola ISABEL ROMANA!
Me ha costado encontrarte porque no te encontraba como "ROMANA". Afortunadamente estoy mejorando en estas manipulaciones con mi amigo el ordenador.
Espero que aquellas publicaciones llegasen a buen término y que fueran un éxito.
Nos iremos leyendo porque tus entradas son muy interesantes e ilustrativas. Me sirven para recordar y eso se agradece mucho porque soy una vaga para emprender ciertas lecturas que dejé atrás hace muchos años y que me encantaban.
Un fuerte abrazo.

Perlita dijo...

TESA:

Soy tan desgraciada, que a veces, cuando descanso, se me entumecen las rodillas y hasta me duelen. Una desgracia, sí. Me levanto y tengo que estar unos segundos esperando que las piernas "se den cuenta" de que quiero iniciar la marcha para que entren en funcionamiento, así que el jaleo de ir y venir casi es terapéutico. Luego, está esa aspirina esporádica que te ayuda a descansar y, como eso del jaleo pasa dos o tres veces al año...

Cuando quieras pasas por mi "hotel"...
Besos.

Perlita dijo...

FRABISA:

El jaleo...es vida. Te voy a confesar algo "en secreto": Me doy cada siesta que ni te lo figuras; de una hora como poco, así que descanso en esas circunstancias. Ese descanso me sirve por las noches estivales para estar despierta y despejada para las timbas de cartas y ganarme hasta 10 euros jugando a la pocha o al póker. Todo está estudiado y medido.
Un beso fuerte.

HUGO dijo...

Gracias por la visita, de España son unos cuantos blogeros que me visitan y viceversa, es feo cuando se terminan las vacasiones.

Enrique Sabaté dijo...

Perla de la escoba
de mocho y cocina
cerveza y cecina
barriendo la alcoba
y el cazón adoba.
¿Luego tienes tiempo,
sin más contratiempo
de ir a la mar?
No es nunca fregar
un buen pasatiempo.

Perlita dijo...

ENRIQUE:

¡¡Ja, ja!!...
Eres grande, chicarrón...¡ja, ja...!

Perlas del Segura