martes, 17 de mayo de 2011

ALGO DE FEMINISMO


Hablando de Lorca, recuerdo un hecho que no tenía que haber ocurrido si el cura hubiese preguntado alterando el orden que perdura hasta hoy en la ceremonia del matrimonio.
Mi prima y yo acostumbrábamos oír misa en San Diego, la parroquia del barrio que desgraciadamente hoy no se tiene en pie. Se celebraba una boda entre un empleado de banca payo y una preciosa gitana ataviada con una flamante corona y un traje a lo Sisí emperatriz, que a nuestros catorce o quince años, nos deslumbraba. Los gitanos en Lorca siempre han estado muy integrados y esos matrimonios mixtos -como ellos dicen- eran bastante corrientes. Una boda de dinero, con invitados de elegante arca encima sin faltar detalle, con sortijones rutilantes ellos y vaporosas gasas ellas; arracadas de oro puro con camafeos preciosos hasta los mismos hombros y collares de cristal facetado con brillos multicolor. Deslumbradas estábamos.
Una nena morenita, preciosa, como de unos tres años vestida de ángel con sus alitas y todo, portaba en una cestica los anillos para los novios y nosotras sin perder detalle, en primera fila bajo la mirada de los invitados más allegados que no se explicaban qué pintábamos allí.

El cura, llegado el momento, hizo la pregunta a ella: -"X, ¿Quieres por esposo a..." "- Sí, quiero -contestó en un hilo de voz la hermosa novia. Después a él: -¿Quieres por esposa a...?"
Nunca el silencio fue tan elocuente como entonces. El oficiante, con sorpresa, volvió a preguntar: -" Fulanito, quieres como legítima esposa a ..." Y esta vez, sí que oímos la respuesta aunque tardó unos segundos en llegar. Era temblorosa, entrecortada, titubeante...-" No...No quiero. No la quiero por esposa..."

La primera y única vez que presencié una cosa así y ya contaré cómo acabó esa penosa escena, pero nunca me ha gustado que en las bodas, tanto civiles como religiosas, esa pregunta de forzoso rigor se la hagan primero a las mujeres...¿Por qué? No me gusta que pueda darse otro caso así en el que un hombre tome esa iniciativa de decir a su enamorada: - "Pues no, rica. Ahora, no te quiero"
Feminista que es una.


19 comentarios:

Perlita dijo...

Aclararé: Soy feminista porque creo en la igualdad de oportunidades para ambos sexos. Pienso que puedo hacer cualquier trabajo intelectual que haga un hombre, pero...no puedo ser picapedrero; ni descargador de barcos en un muelle cuando no se usan gruas. Y necesito de mi marido o mi hijo para abrir un sencillo tapón de botella. Y... me encantan que ellos me admiren.
Total, que creo que mi porcentaje de feminismo y machismo, esta en su justa medida, pero lo de las bodas, cambiaría el formulario.

trinidad dijo...

¡¡¡Fantástica tu historia, parece que esas cosas ocurren solo en el cine, y mira por donde...
Pues yo opino como tú, en lo del feminismo...
Y haces muy bien, un abrazo Perlita de Mari Trini.

María dijo...

Me lo hace a mí y me lo cargo, vamos que se queda allí vestido de novio más guapo que un San Luis para su propio funeral, jajaja.

Yo tengo también una concepción un poco sui géneris del feminismo porque ¿qué necesidad tengo yo de ser minero, por ejemplo, habiendo un hombre que lo haga?. Y a mí me encanta que me abran la puerta, que carguen con el peso, que paguen la cuenta y todo eso (de hecho desde que mis hijos cumplieron los 18 pagan ellos si van conmigo aunque la tarjeta o el dinero van con cargo al fondo familiar, pero a mí me la pagan ¡faltaría más!).

También he de decir que jamás, ni en el trabajo ni en ningún otro lugar, me sentí discriminada por el hecho de ser mujer, nunca di opción a ello (si lo hubiera intentado alguno se hubiera llevado un taconazo en los sesos como medida preventiva y luego ya veríamos).

Besos, paisana.

Perlita dijo...

TRINI:

Pues sí. Por fantástica que te parezca esta historia, ocurrió. Nadie nos creía cuando la contamos y allí estuvimos llorando con la novia y su madre -éramos unas auténticas cotillas-porque el momento lo requería. Aunque el tiempo pasó, nunca he olvidado aquella lamentable situación.

Estupendo que estemos de acuerdo. Besos, Carmen.

Perlita dijo...

MARÍA, paisana...¡qué brava! ¿De verdad te lo hubieras cargado? No. Yo no, pero ya me buscaría algo con la sangre en reposo para que el otro llorase lágrimas de sangre. El caso es que en aquella época, algo de razón tenía el hombre aunque hoy sería un anticuado. Ya lo contaré.

En La Unión, hay un precedente de la primera mujer que bajó a una mina además de ser una poetisa inmortal que desgraciadamente queda un poco en el olvido y más bien se la conoció porque Miguel Hdez. le tiró los tejos. Era María Cegarra. Claro que no creo que tirase barrenos. Ella era química.

¿Y haces pagar a tus hijos...¡ja, ja! ¡Qué cosas paisana...! Pues "mú" bien, hala.

Besos de ésta que lo es, Carmen Sabater. (¿A que queda bien esa fórmula tan nuestra de despedirse?)

Fernando Santos (Chana) dijo...

Olá, gostei da história....
Cumprimentos

Mos dijo...

Pues a mí me parece muy bien tu grado de feminismo. Además, lo has explicado de maravilla.
Lo de la fórmula matrimonial no me parece para darle tanta importancia porque, vamos a ver, paisana, ¿qué más daba el antes o el después? El daño es el mismo, creo yo, porque si él responde primero y dice "no quiero", el patatús, soponcio o disgusto te lo llevas igual.
Un placer seguirte, paisana.
Un abrazo desde mi orilla.

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Está claro lo que quieres decir con feminismo, Carmen, no tienes que justificar nada. Si somos iguales, somos iguales, ni más ni menos, que siempre hay que se creen superiores por ser hombres o por ser mujeres.

Oye, la anécdota es muy buena, y yo lo que propongo es que lo echen a suertes antes de cada ceremonia, a ver a quién le toca responder primero, y áhora que pienso... sí, mira: que se hagan apuestas antes ¿le tocará romper el hielo a él? ¿le tocará romper el hielo a ella? Si es que hasta podría patrocinar la ceremonia una casa de apuestas y... Uf, lo dejo ya. Oye, que gracias por tu comentarios en mi blog, y que sepas que me hace mucha ilusión conocer a ese cactus que has bautizado con mi nombre, a ver cuándo saca esa flor y lo puedo ver.

Un abrazote :)

Perlita dijo...

Fernando, CHANA:

Me alegro de que estés algo mejor después de la muerte de tu padre.
Gracias a ti por visitarme y pronto volveré para ver tu arte.
Gracias, un forte abraço, Carmen Sabater.

Perlita dijo...

MOS:
Bueno. Está bien que estemos de acuerdo, pero yo sigo insistiendo en que había que cambiar esa fórmula. Las mujeres estamos ya bastante escamadas para que encima tengan que correr el riesgo de que las planten al pie del altar. Vamos...Lo pienso y me muero. No debe ser muy corriente, pero los hombres sois más fuertes si la novia se arrepiente y da calabazas. Con todo es una papeleta en todos los casos.
Un abrazo, paisano.

Perlita dijo...

XIMO, ACAPU.

No está mal esa idea de echarlo a suerte. ¡Es que eres genial! O también no preguntar,(el que pregunta, se queda de guardia, que dicen en el ejército). Ya que están allí, se da por hecho que se quieren y van a casarse ¿no?. Pues eso: "Como estáis aquí, yo os declaro marido y mujer...) Bravo, muy bravo. He dado con la fórmula y mañana no, porque me voy a nietolandia en Madrid, pero en cuanto venga se lo digo al cura ecónomo del arzobispado que es amigo y a ver si aporto algo nuevo. Te daré derechos de autor, por la idea.

El cactus, precioso, me dicen que se llama "flor de lagarto". Es raro y no tiene espinas y la flor es como si se tratase de una piel de ese reptil. Huele a rayos si te acercas a ella, a podrido, y en cuanto florezca, no tengo inconveniente en secar una y enviártela o le hago una foto y así la ves, pero para mí ya se llama Acapu, de verdad.

Un abrazo, amigo, Carmen Sabater.

Hada Saltarina dijo...

Me has dejado "planchada" con esta historia. De verdad que no me imaginaba que iba a terminar así.... Bueno, terminar aún no ha terminado... Estoy deseando conocer la continuación. ¡Qué historia!

Besitos

La Gata Coqueta dijo...


Los torreones para los castillos
los castillos para el sielencio
las estrellas para el firmamento
y para los amig@s mis sentimientos.

Feliz fin de semana!!

María del Carmen

Perlita dijo...

Hada:
Terminó bien, claro. Fue una experiencia y ya casi no la recordaba. Me dice mi prima que ya debíamos andar por los quince años, así que muy pequeñas no éramos y lo que sí, un par de curiosas impenitentes que nos empapamos de todo lo que allí ocurrió...
Besos mil...

Perlita dijo...

GATA:

Miles de perlas preciosas para ti. La perla pura, no tiene aristas y su tacto frío, es vivificante ¿No te parece?
El silencio de los castillos, debe parecerse al de las casas abandonadas, donde cualquier sensación flota a nuestro alrededor. Yo lo he experimentado y ...me sobrecoge. Será porque amo el bullicio aunque no tenga tanta poesía.
Un besote, amiga, Carmen Sabater

Miquel dijo...

Otras ¡¡¡ que escena tan desagradable ¡¡¡

Perlita dijo...

MIQUEL:

Bueno...Según se mire. Hay quien no desea convivir.
Salut, Miquel.

trinidad dijo...

Perlita hace cuatro días que no editas...
Viene bien al comentario sobre TERESA CLARAMUNT, el feminismo y todas sus consecuencias...
Edita CARMEN, que te encuentro a faltar mujer.
Un Beso muy grande y muchas gracias, tu amiga Mari Trini.

Perlita dijo...

TRINI:
Editaré en cuanto vuelva a casa en Valencia. Ando con ordenador prestado desde Madrid.
Muchas gracias por tus palabras y sí, viene bien con tu entrada de Teresa Claramunt y recomiendo a los amigos que te visiten porque siempre está bien conocer a los personajes que hicieron historia.
Un beso,amiga.
Carmen.

Perlas del Segura