jueves, 19 de abril de 2012

CON EL PORTÁTIL A CUESTAS ( Continuación...)


Mi querida Ana:


Han pasado cuatro días desde el episodio de los dulces y parece que todo se había calmado algo. Lo de que hubiese ladrones se quedó olvidado y también que existieran ratones selectivos para escoger los mejores dulces, pero mira por donde esta vez mi  amiga Sor Elena, se ha pasado hasta las antípodas.
Cuando me he levantado, la he visto sentada en el pequeño saloncito de recibir las visitas totalmente desencajada. Descompuesta. Se había echado la toca para atrás y estaba despatarrada, amarillenta verdosa, sudando, con una pose nada académica, enseñando buena parte de su muslada generosa mientras Sor Nieves y otra hermana, Sor Teodosia, la abanicaban con sendos cartones cada una sin lograr una visible recuperación mientras esta sor última bajaba el dedo pulgar hacia el suelo, puesta en emperador romano haciendo gala de su nombre, dándome a entender lo mal que estaba la pobre. Solo le faltaba decir “¡iúgula! y sentenciarla.
—Fíjate, hija —me ha dicho Sor Nieves—. Se nos ha puesto muy malita en la capilla. Ha vomitado dos o tres veces y yo creo que tiene “tocada” la vesícula.
¡Qué buena la monja…! ¿La vesícula tocada? ¡Ja…! La tiene que tener hecha una pandereta, golpeada y hasta machacada. Al oír esto y percatándose de mi presencia,  Sor Elena ha hecho ademán de cogerme la mano mientras me miraba con ojos vidriosos de moribunda para balbucear algo así de extraño:
—Nino eves…agg…paded. Mudoh piros ari an…¡E erooo, agg! Uca aass…¡¡Onto, onto e nino eechooo, oreee!!
¡Pobrecita y qué delirio, la pobre…! –ha dicho compasiva una de las abanicadoras.
¿Pobrecita? A mí no me la daba mi amiga la muy gorda y ahora casi agonizante Sor Elena. Lo tenía merecido y me he sorprendido no sintiendo ninguna lástima por ella y aunque  me ha costado entender lo que decía con sus pocas fuerzas, lo he descifrado enseguida y la verdad Anita, es que me he hecho la loca porque se merecía lo que le estaba pasando y no he aceptado su mano. La traducción la tuve clara: —“El Niño está del revés mirando a la pared. He comido muchos “Suspiros de Cary Crant”. ¡Me muero, aggg! (esto último se entendía muy bien). Nunca más…¡¡Pronto, pronto, pon el Niño al derechooo, correee!! “
–Pues, sí que está malita…Parece que delira —he respondido cínicamente al comentario de la monja y como si no entendiera  a la casi difunta.
 Pero no me he movido ni un ápice, hermana. ¿Tú crees que se puede reincidir en semejante falta? No sé cómo no se ha hecho diabética. Me miró con angustia mientras se la llevaban a su camastro a ver si así en horizontal se mejoraba, pero al final, han tenido que llevarla al hospital en una ambulancia porque se estaba tornando azul de tanto vomitar. Sin oxígeno, la muy glotona, con la nariz de color púrpura y los labios sin forma entre amarillos y morados. Ese momento -débil de mí- es el que yo he aprovechado para darme una vuelta por la hornacina de San Antonio y ver el triste espectáculo que formaban él y el pobrecito del inocente Jesús, como antiguos escolares  castigados cara a la pared…¡Imperdonable! El Niño, con restos de merengue rosado por su pequeña túnica. Encima, eso. ¿Qué hacer? He frotado la tela con un paño humedecido para limpiar los rastros condenatorios y los he colocado bien de nuevo a los dos pero con el firme propósito de obligar a mi amiga a una pronta confesión a la superiora en el mismo momento que regrese del hospital. En cuanto a los suspiros de Cary Grant …¡qué bruta! No había modo de tapar los huecos porque se había zampado toda una bandeja.
He decidido hacer la maleta y en cuando ella vuelva, marcharme. No me gusta ser cómplice de lo que no está bien y además, es que ya ha  pasado un tiempo prudente para que reemprenda mi camino después de lo bien que he estado en esta casa. Me va a dar mucha pena, la verdad, pero yo creo que no es mi sitio aunque aquí haya empezado a reencontrarme y a mitigar algunas de mis obsesivas angustias...

34 comentarios:

Perlita dijo...

Bueno, dejo el final de la aventura de Celia en un convento de Morella. En cada historia que vive, describo lo que en la sucesión de acontecimientos me permite algo del lugar donde se desarrollan. De Morella, sale a relucir el encarcelamiento del desgraciado príncipe de Viana enfrentado a su padre, Juan II. O las negociaciones entre el Papa Luna, Vicente Ferrer y el mismo rey para solucionar el Cisma que encerró para siempre a este Papa en Peñíscola...(Que no estaba nada mal)y he omitido aquí la añoranza de la protagonista por su loro que ha dejado al cuidado de su madre y de su hermana y la situación da lugar a ciertos conflictos generacionales porque la madre lo "maleduca".
Ya aviso cuando acabe esta pequeña obra que solo pretende divertir...

Un abrazo a todos...

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Querida amiga Carmen:

Estoy actualizando datos biobibliográficos de los autores y autoras de Molina de Segura. ¿Podrías mandarme los tuyos actualizados a mi correo electrónico? Los libros, sobre todo, título, editorial y año (si tienes ISBN mejor aún).
Besos

Nelson Souzza dijo...

Hello! My first visit, will visit you again. Seriously, I thoroughly enjoyed your posts( really interesting blog). Would be great if you could visit also mine...Thanks for sharing! Keep up the fantastic work!Saludos!

Perlita dijo...

Thank you Nelson! You are welcome to my blog, I´m glad you have enjoyed it. Be sure I will visit yours soon althogh my Engilsh is not very good.

Perlita dijo...

Amigo Illán, en correo te lo envío pero si esperas al I.S.B.N definitivo, mejor.

Un abrazo, Carmen.

Gastón Segura dijo...

Carmen tu blog es muy variado. Me hace gracia, sobre todo por su candor; ¡ay, si todo fuera tal cómo cuentas!

Josefa dijo...

Pobre monjita espero que se recupere.Ja.Ja.Ja. Me ha gustado.
Un beso.

Perlita dijo...

GASTÓN:

Quizás no sepas, por recién llegado, que durante cuarenta años,desarrollé mi profesión entre chavales que "entonces" eran candorosos. Ahora puede que mi estilo ya no fuera el mismo.
Gracias por venir, un abrazo, Carmen Sabater.

Perlita dijo...

JOSEFA:

Siii...¿cómo no se va a recuperar? Aún tendrá que aparecer para poner la nota cómica que me gusta poner.
Un abrazo, Carmen.

alp dijo...

Muy bueno..un besazo desde Murcia..seguimos...

La Gata Coqueta dijo...



Una narrativa muy completa y rica en matices que te dejan enganchada sin apartar la vista de la lectura llegando a resultar extremadamente corta.

Mis felicitaciones por el desarrollo de esta historia.

Un abrazo

María del Carmen

Tesa Medina dijo...

No sé si las monjitas de ahora son tan ingénuas y cándidas como las que retratas en esta historia, pero me río con tu manera de contarlo, porque tienes mucha chispa, Perlita.

Y la traducción de la empachada y agonizante monja me parece muy divertida.

No sé por qué, me parecía que en cualquier momento podía entrar Cantinflas diciendo que San Antonio estaba "revuelto, así como para atrás, no más"

Un abrazo, Carmen.

La Gata Coqueta dijo...




Siento que tus textos son un regalo del viento
Y su lectura la textura del acercamiento.

Siento que tus textos se visten de espuma
Y su lectura es el aliento de una dotada pluma.

Siento que hoy tengo una escusa
Para brindarte con pausa mi ternura.

Sintiendo el tacto de este abrazo
Que te estoy dando
Con la calma que de él se esta adueñando.

María del Carmen


fus dijo...

Que no muera la monja aùn tiene mucho juego que dar. Enhorabuena por ese relato.

un abrazo

fus

Mos dijo...

¿Qué pasará con Sor Elena? ¿Odiará los dulces para siempre? ¿Se saldrá de monja y se hará pastelera?

Me encantan estas historias tuyas tan frescas y divertidas. Muy bien narradas y con ese toque de humor tan tuyo.
Esperaremos expectantes la historia al completo.

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Juan Pedro Gane Saiach dijo...

Regalo sorpresa

Hoy Valencia está de fiesta, es un cumpleaños muy especial, simple y sencillamente:

¡¡¡MUY FELIZ CUMPLE QUERIDA AMIGA CARMEN!!!

Besos y abrazos enormes para ti!

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Me has hecho sonreír con los balbuceos de Sor Elena traducidos por la protagonista... ¡ay los Suspiros de Cary Grant, qué de revuelos han traído al convento de Morella!

A la espera quedo de cómo siguen las aventuras de la andariega incansable :)

Un abrazo Carmen.

Isabel Barceló Chico dijo...

Sí es divertida, sí. ¡Y hasta abre el apetito! Besazos.

Enrique Sabaté dijo...

Estimada Carmen, el relato es fantástico de un humor muy apreciable y entretenido. Muchas gracias por compartirlo. hasta ahora no había tenido tiempo de leerte con detenimiento, pero de veras que me ha gustado.

Un fuerte abrazo.

Perlita dijo...

ALP:

¡Ay, Murcia...! Os envidio a los que disfrutáis tanto de la patria chica...!
Gracias, y hasta otra,
Carmen Sabater

Perlita dijo...

GATA COQUETA, AMIGA MARI CARMEN.

Muchas gracias por tus palabras.
Si no te importa colocaré el poema que me dedicas en el lateral de mi blog.
Un beso, Carmen.

Perlita dijo...

TESA:

¿Qué te voy a decir que tú no sepas?. Yo creo que hoy las monjas son más cercanas y menos melindres. La dedicación a la vida monacal no está reñida con el modernismo y algunas hasta te hablan de tendencias en las modas y ello no impide que luego se pasen un montón de horas en pié, haciendo comidas, repartiéndolas, recosiendo ropa y...hasta viéndose alguna que otra serie televisiva, impensable hace años.

¡Ja, ja...! Pues sí...Podría parecer que Cantinflas podía haber fomado parte de la escena.
Besos, Carmen

Perlita dijo...

FUS:

¡Claro que tiene muchas cosas que hacer Sor Elena...! Lo que pasa es que he tenido que cambiar unas cosillas. Todavía hay alguna tijera crítica personificada en mis hijos.

Un abrazo, Carmen

Perlita dijo...

MOS:

Querido paisano, ya se sabrá. Hay cosas que no tengo decididas pero seguro que Sor Elena aparecerá en algún que otro episodio de mi desengañada amiga. Puede que la "estilice" o que la engorde más..O la haga famosa...
Se admiten consejos.
Un beso, Carmen

Perlita dijo...

JUAN PEDRO:

Eres de lo mejor de Argentina, hala.

Muchas gracias por tu felicitación y guardé tus rosas con todo mimo. Seguro que no se marchitarán nunca convertidas en sincera y perduradera amistad.
Un fuerte abrazo, Carmen.

Perlita dijo...

XIMO:

¿Hay de verdad unos dulces en Morella que se llaman así? Lo que sí compré en ese delicioso lugar, fue "Bolas de fraile" una especie de buñuelo frito y rebozado en azúcar más un relleno de natillas, sencillamente delicioso y que me dieron la idea de poner ese nombre a los otros dulces de mi cosecha.
Menos...descarado.
Un abrazo, Carmen.

Perlita dijo...

ISABEL:

Nos vemos en tu caseta en la feria del libro. Que se te dé bien y gracias por tus palabras.

Besos, Carmen.

Perlita dijo...

ENRIQUE:

Reconozco que las entradas estas tan largas hay que buscar un momento para leerlas. Yo a veces imprimo las de otros compañeros blogueros y así las leo tranquilamente.
Ya te visitaré, amigo poeta.
Un abrazo, Carmen

La Gata Coqueta dijo...




Hoy estamos de celebración, La gata coqueta ha cumplido cuatro años de puertas abiertas a la calidez de la amistad y a la ética de los sentimientos.

¿Me acompañas?

El champagne para festejar,
En grado óptimo te espera
Y en sus burbujas, la sonrisa puedas reflejar

La tarta también la termino de recibir,
Para endulzar
El camino sin a la dieta cohibir

Las rosas de la floristería van entrando
De diferentes colores,
Para ir reinando, con aromas de coquetería

Y el piano al fondo ya está interpretando
“Amigos para siempre”
Quienes te darán la bienvenida brindando

¡¡CHIN CHIN!!

Y por sorpresa dos regalos;

*Un abrazo con mucho amor
*Y ¡Gracias por tu cariño!
Que te seducirán el corazón

Un dulce y tierno beso

María del Carmen


Fernando Santos (Chana) dijo...

Olá, gostei do texto...Espectacular....
Cumprimentos

Eurídice-v dijo...

Me gusta "Misterios en el convento" un relato que te atrapa.... oh, Sor Elena!!!! Comer esos deliciosos dulces que preparan debe ser una auténtica tentación... comer sin parar ya es otra cuestión.... Un saludo.

La Gata Coqueta dijo...



Deseo pases un muy buen fin de semana
Y hago lo posible para que vuelen hacia ti
Estos mis sentimientos…
En los ojos una sonrisa por simpatía
En los labios un beso por valentía
Y en el corazón un abrazo mimoso por garantía

María del Carmen


Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Me ha encantado la sorpresa de que te quedes a mi lado, después de tanto tiempo.
Gracias
Veo que el tema va de monjas, bueno, en cuanto pueda te leeré para poderte seguir algo.
Te dejo mi ternura
Sor.Cecilia

La Gata Coqueta dijo...



Es toda una motivación pasar a saludarte aunque no nos veamos. Solamente se encuentran y dialogan fluidamente los textos de nuestros sentimientos.

Lo que nos une día a día sin tener en cuenta el tiempo ni la distancia que nos puedan separar, sin causarnos alejamiento alguno. Siendo una inmensa satisfacción saber que tú estas ahí y que escuchas el susurro de las palabras haciendo que sea aun más bello y poético el aliento de nuestra amistad.

Un beso hecho suspiro

Y un abrazo hecho zafiro

Con mi afecto para ti

María del Carmen


Perlas del Segura