miércoles, 8 de diciembre de 2010

EL FANTASMA DE CHON

Queridos amigos, es justo que acabe ya de contar todo lo que ha pasado con el chalet de Chon, mi prima. Es que si no, no me quedo tranquila y está bien que salgáis de vuestras cosas trascendentes y culturales de vez en cuando y leer algo, pues así, doméstico, de lo que os puede pasar si tenéis algún pariente de este tipo...
La casa, me cuenta, la ha dejado preciosa en tiempo récord (yo no la veré hasta el verano, seguro) con una decoración minimalista (todo de Ikea, valga la publicidad gratuita que doy) y hasta unos operarios de ese gran comercio le han hecho un envidiable vestidor que ya quisiera yo, me dice triunfante. Bueno, un vestidor de verano no sé para qué sirve porque no creo que los bañadores ocupen mucho sitio. Así se lo he dicho a mi prima y me ha llamado envidiosa y debe ser verdad porque mis armarios están a reventar.
Dice además, que igual pasa más tiempo en la playa cuando se pre-jubile este año y va a necesitar espacio. Dudo que se mude pero no me extrañaría.
Por lo pronto, ya me ha dicho que ha "oído" por las noches y cuando está en la cama, un arrastre de cadenas y unos suspiros acompasados casi en su oído y que acaban siendo gemidos ahogados que le dan escalofríos.
-No te lo puedes figurar, prima...No me lo puedo creer -me dice con cara de sí creérselo y sabiendo mis miedos a todas esas cosas.
-¡No me digas...! -Le he contestado escéptica, incrédula y burlona- Las cadenas seguro que son las ramas de los cipreses, golpeando los canalones de lluvia...En cuanto a los suspiros, ¿estás segura? ¿Y qué haces entonces? ¿No te causan respeto?
-¡Claro que me dan respeto...! Pero lo que hago entonces es abrazarme a Paco y me pego a él con todas mis fuerzas, como una lapa y eso, me da seguridad.
-Ah...- solo se me ha ocurrido contestar, porque pensar...sí que he pensado.

Asunción, mi prima grande, proporcionada a pesar de sus ochenta y algún kilos aunque ella confiese solo setenta, poco más o menos; buenaza, pero agria y áspera, entre un limón y un membrillo, se pega a su esposo envuelta en suspiros y algún que otro gemido "fantasmal" buscando protección y defensa...Y veo a Paco abrazando a su esposa, emocionado, protegiéndola y firmando un acuerdo expreso con el fantasma de la meretriz y a punto de cantar aquello de la ópera Carmen de Bizet... "¡Toreador, la, la, lalalaaa ! ¡Oh toreador...!" a pleno pulmón. O, mejor aún, La Parranda completa que es más nuestra...

¡Ay, el amor otoñal...! Por favor: No retiren mis amigos poetas esos versos tan preciosos que voy colocando a la izquierda de mi blog y que un día me dedicaron: Sigo siendo modosita...Palabra.

14 comentarios:

Hada Saltarina dijo...

Como siempre has dibujado una sonrisa en mi boca y en mi alma. ¡Ay el amor otoñal, primaveral, etc.! Me has recordado cuando era muy jovencita (17 añitos) una chicas decidieron que querían ir al cine a ver una película que nos estremecía de miedo; yo decía que mejor ir a otro, y me contestaron con cara de perplejidad: "¡Pero no te das cuenta! ¡La película es lo de menos; lo importante es la excusa de abrazarnos a los chicos que vendrán para que nos quiten el miedo!" EStá claro que mi candidez excedía los límites normales, por lo que veo...

Muchos besos

Mos dijo...

Pero,¡qué me dices, paisana! Ay, ay, ay tu prima la agria sabe más que los ratones coloraos. Ella se arrima a su Paco y que sea lo que Dios quiera...

Tiene que ser una chulada la casa esa con fantasma y todo. A ver si venía con los muebles de Ikea en ofertra.

He pasado un rato divertido con tus historias tan frescas y graciosas.

Ah, lo del amor otoñal está muy bien porque ahora se achucha uno más. Por eso del frío.
Primavera todo el año para todos. Con poemas o no.

Un abrazo de Mos desde su orilla.

Perlita dijo...

HADA:

Yo ni eso. En nuestra adolescencia ...NUNCA íbamos al cine solas si no era con alguna persona mayor. Y de novia...¡qué de trabajo para dar la mano que te ofrecía tu amoroso novio amparado en la oscuridad de la sala! Figúrate:con mis hermanos o tres primas o la vecina solterona que se ofrecía a acompañarnos y además, agradecidos. Tampoco tenías a muchos sitios donde ir y claro, con el novio a ver Siete novias para siete hermanos, unas doce veces y con "aguanta-velas" distintos...

Con todo, eran unos buenos tiempos...
Un fuerte abrazo...

Perlita dijo...

MOS:

O sea, que piensas como yo. Algo que Paco estará agradeciendo toda su vida, pero...Me cuenta Chon que la banqueta que está a los pies de la cama, se había movido medio metro desde donde la había dejado...¡Ja, ja! O eso o lo de arrimarse a Paco le es absolutamente necesario...¡Con el gustazo que da arrimarse sin más excusas!
(¡Ay...! Cómo me he vuelto desde que frecuento a mis compañeras de Pilates que son unas brujas verdosillas...)

Besos paisano.

La cuentera Idaluz dijo...

Me lo he pasado genial releyendo esta anécdota que relatas con buen humor. ...Y es que hay que reirse hasta de la sombra de uno... Sigo leyéndo. Yo nací en La Raya. Besos.

Pepe Derteano dijo...

Hola Perlita...

Lo bueno es que no contaste nada y los acontecimientos se fueron dando...

Más que las cadenas dile a la Chon que se fije y le saque provecho a los jadeos de la meretriz, así puede pasar mejor la noche con Paco, si él está dispuesto, por supuesto. Sino, hay que hacerse a la idea.

Sería bueno que cuando vayas te acostumbres porque la Chon ya lo estará y de repente la que se pega el trancazo eres tú.

Magnífico relato y te dejo muchos cariños. Siempre paso por aquí porque me sacas un rato de la rutina. Te lo agradezco...

PEPE

Pd.-
Te invito a casa para que me des tu valiosa opinión acerca de una película que he comentado "exclusivamente" para mujeres.

Perlita dijo...

CUENTERA IDALUZ:

Gracias cuentera...Así que en La Raya...¡Ay, si yo te contara las fiestas de papelillos, pirulís y "tios de la chirimaita" que yo he vivido con mis amigas las Nadal!Claro que si no viviste allí te perdiste el sabor genuino de lo que era un auténtico pueblo murciano con los que sueño cada día...
Un fuerte abrazo, Carmen.

Perlita dijo...

PEPE:
Voy corriendo a tu blog porque el cine es algo que me encanta y tus crtíticas son muy acertadas, a mi gusto por lo menos y si nó, también te daré mi punto de vista.

La Chon está en el séptimo cielo y flota últimamente...Yo no pregunto. Solo observo y disfruto con su felicidad aunque te diré que cuando le doy a la cabeza en su presencia asintiendo varias veces...¡ni te figuras a dónde me manda...!
Un abrazo.

Eurídice-v dijo...

En una reciente entrevista leí que un 95% de la realidad es invisible" Kolb. No obstante, lo del fantasma no deja de ser curioso.

Feliz Navidad!!!!!

Perlita dijo...

EURÍDICE-V:

Mira, yo por si acaso, respeto mucho estas cosas. No creo que duerma NUNCA en casa de mi prima...De dia, lo que sea, pero las noches tienen ya bastante de misterio como para encima aguantar ruiditos...

Feliz navidad...Y un año lleno de cosas buenas

SUSANA dijo...

Querida Amiga! Aún corriendo, quería pasar para dejarte mi apretado Abrazo y los mejores deseos para estas Navidades y el Nuevo Añito que estrenaremos en unos días!

Felicidades para Vos y tus seres Queridos!

Besitos y hasta la vuelta Perlita guapa!

Perlita dijo...

SUSANA:

Millones de felicidades y gracias por dejarme siempre tus cariñosas palabras que no tienen precio...
Muchos besos, Carmen.

Pepe Derteano dijo...

Hola querida Perlita

Eres una persona bellísima y sensible con tus historias acerca de la Chon. Gracias por ingresar al blog.

Fue un verdadero placer el conocerte. Admiro los posts que haces y cuando paso por aquí me entretengo mucho.

Espero que pases una feliz navidad en compañía de tus seres más próximos y queridos.

Que el año que viene sean días prósperos, de superación personal y que sigamos integrándonos mediante la red.

Muchos besos y abrazos, y que sigas siendo una reina.

Pepe Derteano
Lima - Perú

Perlita dijo...

SUSANA:

Que lo pases bien, guapa. No sé cómo no salió mi contestación anterior. Cosas del fantasma este que nos llevamos entra manos de la casa de Chon...
Te deseo lo mejor. Un beso

Perlas del Segura