lunes, 27 de diciembre de 2010

Carta de mi hija publicada el día 25 por El Mundo

El eslogan de la campaña navideña de unos conocidos grandes almacenes reza últimamente “Regala Navidad”
Me he traído a mi hija de seis años en cercanías desde Majadahonda solamente para enseñarle el Belén que ponen cada año. Ayer estaba tan emocionada con la idea de ver una maqueta de ese tamaño que me costó horrores meterla en la cama.
Hemos llegado a nuestro destino. Al lugar que se postula como el mejor sitio para hacer realidad los sueños de los más pequeños, donde encontraremos esos detalles con los que expresaremos a nuestros seres queridos nuestros mejores deseos: Paz, prosperidad, amor… Espera. ¡Este año no han puesto Belén! Tiene que ser un error.
Pero no. Este año no hay Belén.
En su lugar hay una macro exposición de Barbie con los modelazos que han confeccionado para ella los más importantes diseñadores de todos los tiempos. Yo tengo como mil Barbies y sueño con tener su vestuario, pero eso no quita para que tenga muy claro que, de ser una persona real, esa muñeca tendría los valores navideños de “Sexo en Nueva York”. Oiga, yo venía a “Regalar Navidad” a mi hija. Me siento estafada.
Después de superada la decepción de saber que no vería al Niño, ni a los pastores, ni los saltos de agua, ni al “caganer”, mi hija se consuela deprisa. Al fin y al cabo es una niña de seis años. “La Barbie” estará bien, me dice. ¡Más qué bien! ¡Qué suerte, mamá!¡La Barbie!
¿Cómo que estará bien? Me pregunto, y me encuentro con el dilema de si coger mi cercanías de vuelta a casa o subir a la niña hasta la cuarta planta para que se empape de este nuevo espíritu navideño que ni tiene espíritu, ni es navideño.
Al margen de que uno sea o no religioso, pienso, la Navidad es lo que es. No puede cambiarse porque pierde su naturaleza. Porque resulta un engendro travestido en otra cosa que no tiene sentido.
Llevo aquí veinte minutos y tampoco escucho Villancicos: Ni cursis, ni angelicales. Ni si quiera los de Luis Cobos.
A estas alturas se me ha puesto la piel de gallina.
Se me antoja que el concepto de Navidad de estos señores está vacío, y “Regala Navidad” solo me sugiere “Compra Algo. Cualquier Cosa.” No soy una ingenua y sé bien que un negocio no es una ONG. Yo también me pongo una venda en los ojos y entro en la rueda de comprar cosas a diestro y siniestro cada Navidad. Solo era cuestión de tiempo que alguien decidiera que los valores navideños ya no interesan ni para aumentar las ventas en tiempos de crisis.
Aunque no soy mucho de hacer propósitos de año nuevo, voy a hacer uno para el año que viene inspirada por las lumbreras del márketing de este establecimiento: Las próximas Navidades visitaré el mercadillo de la Plaza Mayor, compraré todos los regalos en entidades de comercio justo y llevaré a mis hijos a visitar un ropero de caridad o puede que, incluso, un comedor solidario.
Los padres y madres preocupados por la educación de sus hijos, cada familia, cada ser humano, debe vivir, en mi opinión, conforme a valores de generosidad, honestidad, responsabilidad y solidaridad durante todo el año si se quiere un mundo mejor. Nadie lo consigue, es cierto, pero ignorarlos a priori, perderlos de vista como objetivo, es abrazar el conformismo y la falta de fe. Y, que me corrija quién esté en desacuerdo, pero me parece a mí que la desesperanza nunca trajo consigo nada bueno.

19 comentarios:

Perlita dijo...

Yo me había despedido hasta el día 9 poco más o menos, pero el otro día, al abrir el periódico que mi marido me ofrecía, me encontré con la sorpresa de "leer" a mi hija...Me emocioné por saber una vez más cómo piensa, cómo reacciona...No sé si estaremos todos de acuerdo y difícil sería, pero su familia que somos nosotros, estamos orgullosos de su forma de ser y de pensar...

Un abrazo, amigos. Carmen

Señor De la Vega dijo...

Mi Señora, su hija es una narradora estupenda y heredó la palabra discreta y el criterio de la madre. Felicidades.

Yo nunca llevé a mi hija a una iglesia, tampoco a El Corte Inglés.
Creo que solo tiene una Barbie de segunda o quinta mano regalada a mi pesar, pero fue ella quien me obligó este diciembre a que le comprase un conjunto de Belén de 5 piezas en un mercadillo, contando el asno y el buey, y le aseguro que le razoné con argumentos el no hacerlo, pero me derrotó a pesar de sus cinco años, decía que allí estaba lo que a ella más le gusta: "el papá, la mamá, el bebé y los animalitos."

(Ahora que lo pienso, puede ser una señal mística, que podría llevarla por el camino de la virtud y la divina clausura. Amén, porque tengo un poco de miedo justificado por lo desesperado del futuro)

En fin, como sabe comparto los valores de generosidad, honestidad, responsabilidad y solidaridad que menciona su hija.
Y como es obvio por lo que cuento, no los identifico con fechas o fiestas, sino con capacidades humanas a desarrollar y fomentar.

Ojalá algún día mi hija, me asocie con esos valores y los comparta, aunque nunca me haya visto disfrazado de Zorro, ni barbudo polar, pastorcillo angelical o Barbie merry Christmas.

Les deseo esperanza continua y felices días a Usted y a los suyos, con mi mejor sonrisa.

Besos, Z+-----

Mos dijo...

Excelente artículo de tu hija. Comparto sus valores y sus críticas al consumismo exagerado de los grandes almacenes que sólo piensan en el volumen de ventas.

La Navidad, el espíritu navideño, necesita y requiere de los símbolos que lo justifican: belenes, figuras, villancicos, etc. y de actitudes solidarias y de hermandad.

Bravo por ese artículo que no tiene desperdicio.

Un abrazo de Mos desde su orilla.
Feliz Año Nuevo.

Eurídice-v dijo...

Excelente artículo.El consumismo, como todo en la vida si se practica de forma excesiva es seriamente perjudicial.
Estaba tan llena la ciudad de Belén por los visitantes que acudían a cumplir la orden del emperador Augusto de empadronamiento, que las posadas sólo daban albergue a los que tenían dinero. Como María estaba embarazada, se apiadaron de ella y les dejaron quedarse gratis en un establo (hay que recordar que, incluso en el Siglo de Oro, se cobraba por dejar dormir en el establo). Allí nació Jesús, y NO CONCIBO UN JESUCRISTO GASTANDO MILLONES DE EUROS MIENTRAS MILLONES DE PERSONAS MUEREN DE HAMBRE... Un saludo.

Isabel Romana dijo...

No me estraña que te sientas orgullosa de tu hija, porque realmente la carta no sólo es preciosa, sino que da en la diana de la situación actual. Es importante crear consumidores. Cuantos más seamos, mejor: así, no solo continuaremos enriqueciendo sin límites a los de siempre, sino que ni siquiera alcanzaremos la conciencia de ciudadanos, no digo ya la necesidad de ser solidarios y conscientes de las dificultades de los demás ¡La que nos espera! Espero que nuestros descendientes sepan defenderse bien de estos abusos y recuperar lo que de verdad merece la pena en la vida.

Un abrazo muy fuerte, y feliz año nuevo, a ver si llega cargado de amor...

José dijo...

Perlita Hola, no he visto como una falta de seguidores, sólo quieren interactuar con la gente que me entiende, pero como mi español es un poco confuso, nunca entender o comprender uno al otro, el español aprendido en los ámbitos de la vida, no a los bancos de la Universidad. Creo que son gente muy importante para un seguidor del blog seres tan simple como el mío, le gustó haber conocido.
Aste La Vista

RENATA MARIA PARREIRA CORDEIRO dijo...

┊┊   ★ ┊  ★ No Ano Novo tudo pode se transformar... E os desejos são as mais belas formas de criar o futuro! Portanto, desejo que 2011 lhe seja um ano de grandes realizações, que você consiga atingir todas as suas metas e que seja um ano de muita paz, saúde e amor. Um Próspero 2011!★ ┊    ★  ┊    

┊   ┊ ☆   ☆┊

Besos, Perlita!
Renata

Hada Saltarina dijo...

Me ha gustado la carta de tu hija. Vamos a ver, yo considero que hay que ser respetuoso con todos, y eso incluye a los cristianos, digo yo. Por otra parte, la Navidad es precisamente una celebración cristiana por tanto me parece lógico que se celebre con el protagonista del evento, digo yo. Y por último, no entiendo por qué hay que desterrar tradiciones que no dañan a nadie porque el Belen me parece algo artístico y bello. Ayer que por desgracia hubimos de visitar nuevamente urgencias por problemas con los mayores, comprobé que en un hospital público, no sólo había un Belén sino como mínimo dos; y una de ellos nos hizo detenernos y esbozar una sonrisa pues, además de ser muy bonito, alguien habia decidcido que en el lugar del rostro de los personajes pegarían las fotos del equipo sanitario de ese hospital. Y de verdad que era lindísimo ver a tantos pastores y Sagrada Familia incluida en la que se reflejaban los rostros de tantos trabajadores del lugar. Desterrar lo hermoso no me parece lógico, y los Nacimientos siempre me han parecido muy pero que muy hermosos. Reivindico mi Navidad,
Besos

Perlita dijo...

SEÑOR DE LA VEGA:

Ya le echaba de menos, amigo mío...Dígame, ¿de verdad tiene su hija una Barbie de cuarta o quinta mano? ¡Hombreee...! De usted para mí, esa muñeca siempre me ha parecido una patilarga pretenciosa sin el alma tierna de muñeca pepona esa que todas las niñas han soñado siempre...Además, ¿a qué niña le gusta que su muñeca sea más guapa que ella?
Y lo de no llevar a su hija a la iglesia, descuide, que si luego tiene unos buenos sentimientos esos que usted trata de que tenga, dará lo mismo porque siempre digo que Dios no mide con el mismo rasero que los humanos sin que llegue a encerrarse ni nada de eso en un convento. Y si por el contrario se siente atraída, en libertad, por todo esto, entonces, Señor de la Vega...Que pase el tiempo y que usted lo vea.
Muchas gracias por su opinión.

Un abrazo, Carmen.

Perlita dijo...

MOS:
Muchas gracias, amigo. Me gusta que mis hijos sigan en la línea que le hemos enseñado y es una pena ver cómo se van perdiendo muchas de nuestras tradiciones. Las costumbres hacen leyes, se dice, pero a veces parece que diese vergüenza ponerlas en práctica.

Lo más gracioso que he visto, hace años porque ahora sería impensable, es cómo en Ceuta, una familia hindú ponía un hermoso nacimiento junto a uno de sus dioses en el escaparate de su tienda. Era navidad y ellos se adaptaban. Muy curioso, la verdad.

Un abrazo, Carmen.

Perlita dijo...

EURÍDICE:

Me ha encantado lo que me dices...Si no se gastase tanto y se compartiera más, otra cosa sería.
NO sabía eso de que se cobrase dinero por dejar dormir en los establos...
Gracias por tu comentario y feliz 2011.
Un fuerte abrazo.

Ricardo Miñana dijo...

Muchas felicidades para este año, dale vida a tus sueños y que la crisis económica
pase de largo.

¡¡Feliz año 2011!!

Un abrazo.

Perlita dijo...

ISABEL:

Una alegría volverte a ver por aquí...Te deseo que tu bonita historia le interese a algún director de cine...¡Tú sí que eres buena escribiendo!
Un abrazo y feliz 2011, Carmen Sabater.

Perlita dijo...

JOSE:

Muchas gracias por acercarte a mi blog. Tu español es bueno y yo también hablo un poquito de portugués. Poco a poco, amigo, un abrazo, Carmen

Perlita dijo...

RENATA:

Muchas gracias amiga. Te deseo lo mismo y que este año 2011 te sea muy bueno y te inspire grandes cosas.

Un fuerte abrazo, Carmen Sabater.

Perlita dijo...

HADA SALTARINA:

Ya sabía yo que tu opinión iba a ser también de esta forma que lo haces. Esta sociedad de consumo veremos cuando para y lo peor es que muchos niños, o exigen lo indecible o se frustran con esas cosas que quieren conseguir. Luego la vida enseña que todo no se puede tener pero hasta llegar ahí...
Siento mucho esas circunstancias de salud por las que estáis pasando. Todo se solucionará, estoy segura, pero entre las fechas en las que estamos y las edades avanzadas que pasan factura...Ten paciencia.
Muy gracioso eso de poner cara a las figuras de Belén. Toda una ocurrencia y no descarto hacer algo así en mi belén al año que viene DM.

Un fuerte abrazo, Carmen.

Perlita dijo...

Bien venido a mi blog Ricardo. Me ha gustado mucho tu obra y te deseo que tengas muchos éxitos, cosa que no dudo.
Tu poesía es exquisita.
Saludos, Carmen.

La cuentera Idaluz dijo...

Perlita: Entiendo que estés orgullosa de tu hija. Es una excelente narradora. Impecable lo escrito por ella.
Yo no habría sabido expresar con tanta claridad como ella en qué se están convirtiendo en Navidad, las Fiestas. Marketing, puro marketing. Pena me dan los chiquitines que no se enteran. Nada hace más felices que la sonrisa de un niño, aunque sea con triquiñuelas como estos Grandes Almacenes.
Te deseo lo mejor para este 2.011.

Gilson Santos dijo...

Olá amiga!
Belo blog.
Eu Amo meus amigos do You Tube e do Blog.
Felicidades.....
Carnaval 2011
Sambódromo
Rio 40°C. Brasil

Perlas del Segura